Jóvenes, ancianos… y Leota

En todas las Iglesias del mundo, existen dos fuerzas que halan con vigor hacia lados contrarios: los jóvenes y los ancianos. Si asistes a una congregación, hay dos posibilidades:  1) Has sido parte de uno de los bandos 2) Alguno de esos grupos te ha presentado sus quejas  Con mucha frecuencia, los ancianos se aferranSigue leyendo «Jóvenes, ancianos… y Leota»