Jóvenes, ancianos… y Leota

En todas las Iglesias del mundo, existen dos fuerzas que halan con vigor hacia lados contrarios: los jóvenes y los ancianos. Si asistes a una congregación, hay dos posibilidades:  1) Has sido parte de uno de los bandos 2) Alguno de esos grupos te ha presentado sus quejas  Con mucha frecuencia, los ancianos se aferranSigue leyendo «Jóvenes, ancianos… y Leota»

Así que no eres perfecto…

Las debilidades, el pecado y las equivocaciones son muy poco tolerados entre nosotros los perfectos y puros de corazón. Nos ofenden. Si caes en una inmoralidad demasiado escandalosa, espera por nuestros comentarios sin misericordia; seguro llegarán porque muchos tenemos las piedras listas para lanzárselas a las rameras de este siglo. Predicamos acerca del perdón pero cómo nosSigue leyendo «Así que no eres perfecto…»