Las oraciones que Dios responde

«Las oraciones respondidas son aún más difíciles de creer» David Wilkerson En mi último año de seminario, tomé varias clases de predicación. Enseñar desde el púlpito es el área ministerial a la que siento que Dios me ha llamado, así que me propuse aprender tanto como pudiera sobre esto. Estas clases son esencialmente prácticas. TeSigue leyendo «Las oraciones que Dios responde»

El logro de muchos: reflexiones de mi graduación

Luego de 4 años en el Seminario de Dallas, llegó el día de mi graduación. Es uno de esos momentos difíciles capturar con fotos o palabras. Tiene un “algo especial” imposible de mostrar o describir. Mientras estaba sentada esperando mi turno, pensé en todas las personas que me ayudaron a llegar a este lugar. PenséSigue leyendo «El logro de muchos: reflexiones de mi graduación»

Al Dios verdadero

            Que sea mi verdadero yo quien habla. Que sea el verdadero Tú a quien yo hablo C. S. Lewis            En este camino de fe, no hay nada más seguro que hacerse ideas equivocadas de quién es Dios y de cómo es Su carácter. Resulta relativamente sencillo ponerlo en un molde y decir: “DiosSigue leyendo «Al Dios verdadero»

Tenía que ser mujer

“No me siento tonta y ella no puede convertirme en algo que no soy”. Programa de protección para princesas En el seminario en el que estudio, por muchísimos años se les prohibió la admisión a mujeres. Por diversas razones teológicas y, en mi opinión, algunas no teológicas, esta era una institución de hombres, y soloSigue leyendo «Tenía que ser mujer»

Mis Cartas desde el Seminario

Mis Cartas desde el Seminario es un proyecto en el que estuve trabajando durante el mes de julio de este año. Creo que Dios puso en mi corazón dedicar ese tiempo para escribir y el resultado fueron estas memorias de mi primer año en el seminario de Dallas, al que llegué un día como hoy enSigue leyendo «Mis Cartas desde el Seminario»

¿Chiquita yo?

Una cosa es como otros nos ven, y otra cosa muy diferente es cómo nos vemos a nosotros mismos. Quizás no te resulte difícil creerme si te digo que la segunda es mucho (mucho) más importante que la primera. Pienso que mis padres me criaron de una forma tal que siempre he creído que puedoSigue leyendo «¿Chiquita yo?»

Un poco de valor

Hay pocas en esta vida que sean más importantes que el valor de seguir adelante. Dios mueve montañas a través de personas que se atreven y no se rinden, incluso si no son las más capacitadas. Me parece extraordinario que, de todas las órdenes posibles, Dios le encomendó a Josué ser esforzado y valiente (JosuéSigue leyendo «Un poco de valor»

Como hacen los romanos

Cuando pensaba en mi vida en el seminario de Dallas, fácilmente podía imaginarme los salones de clase, la grama en la entrada y el edificio donde viviría. Practicaba cómo me presentaría y qué respondería cuando me preguntaran por mi país. Al llegar, me impresionó todo lo que vi. “Luna de miel” le llaman a estaSigue leyendo «Como hacen los romanos»

El regalo de ser diferente

Ser uno mismo debe de ser una de las cosas más difíciles de hacer en el mundo. Es complicado porque, si lo haces correctamente, tus elecciones no coincidirán perfectamente con lo que los demás están haciendo. Significará que mientras unos van a la derecha y a la izquierda, tú abres un túnel debajo de laSigue leyendo «El regalo de ser diferente»