Dios es bueno, en serio

Dios es bueno. Lo he escuchado toda la vida. Lo he confesado con mis propios labios gran parte ella también. ¡Y no miento! Yo creo en la bondad de mi Padre Celestial. Sin embargo, hay momentos cruciales de mi vida en que simplemente lo olvido. Actúo como si no fuera verdad. Por alguna razón, temo,Sigue leyendo «Dios es bueno, en serio»