Lo que John Green, tú y yo tenemos en común

«Me encuentro tan lejos de sentir auténticamente lo que digo, que no puedo sino suplicar misericordia y temple para sentir lo que digo hasta donde pueda».

C. S. Lewis

En un post anterior hablé un poco de la gran necesidad que siento de ser lo más auténtica posible en todo lo que hago.

Para mí, uno de los aspectos más importantes en mi blog, en mi canal y… en mi vida consiste en mostrarme a otros tal cual soy, hablar según lo que realmente he experimentado.

Pero, me cuesta a veces. No siempre lo que me pasa son cosas que quiero compartir; de hecho, no siempre me siento del modo que debería.

Me gustaría ser la clase de persona que usualmente toma buena decisiones a pesar de los obstáculos. Quisiera escribir que no cuestiono a Dios en ningún momento y que, de alguna u otra forma, me las arreglo para hacer las cosas a Su manera en cada ocasión.

Mostrarnos tal cual somos, debilidades incluidas, es de lo más difícil que podemos hacer, porque pertenecemos a una generación en la que lo más importante ya no es ser feliz… sino parecer que lo somos.

Nos asusta la idea de que alguien nos mire y de casualidad note que no tenemos la vida tan resuelta como parece, que en realidad no sabemos qué hacer; no estamos seguros de que lo que ya estamos haciendo sea lo correcto; y no tenemos un plan B si las cosas no resultan.

el-teorema-de-katherine-mi-baile-perfectoQuizá por esa razón me sentí tan identificada cuando leí unas palabras del famoso autor John Green acerca de su libro “El Teorema de Katherine”, que trata un poco acerca de nuestras luchas con la autenticidad;  esto fue lo que dijo:

“No puedo hablar por todos, pero, al menos entre las personas con las que he hablado, este sentimiento es casi universal. De hecho, todavía lo siento: me siento un completo impostor como escritor y como persona; y a veces siento que en cualquier minuto alguien notará que soy una farsa y todos dejarán de leer mis libros…”.

Por un minuto, hazte la idea de John Green sentado en una butaca de cine mientras ve la adaptación cinematográfica de uno de sus libros. ¿Qué tal luce? Sí, lo sé, parece muy seguro de sí mismo.

Sin embargo, no nos damos cuenta de que en realidad está pensando: “no creo que lo que escribí sea tan bueno”, “se podría mejorar mucho”, “¿cómo puede haber personas a las que les guste esto?”.

¿Puedo culparlo?

No. También me pasa. En verdad creo que tarde o temprano nos pasa a todos.

Por eso quería decirte que no estás solo en esto. Nadie está tan seguro de lo que hace como parece y Dios, en Su amor, nos encuentra en medio de nuestras debilidades, incertidumbres y preguntas sin respuesta.

Eso nos debería dar el valor de ir al cine con tranquilidad… aunque no nos sintamos tan buenos escritores, porque, en serio, nadie se siente así 😉

Publicado por Natacha R. Glorvigen

Cristiana. Publicista. Bloguera. Dios me ha cambiado la vida y vivo para contarles a otros que Él puede hacer lo mismo por cualquiera.

4 comentarios sobre “Lo que John Green, tú y yo tenemos en común

  1. asi es!! con solo saber que nuestra mano esta sujetada por EL y todo se vuelve mas liviano y con la seguridad de que nos motiva en seguir adelante. excelente naty ❤

    El 23 de enero de 2017, 21:15, Mi Baile Perfecto escribió:

    > Natacha Ramos posted: «»Me encuentro tan lejos de sentir auténticamente lo > que digo, que no puedo sino suplicar misericordia y temple para sentir lo > que digo hasta donde pueda». C. S. Lewis En un post anterior hablé un poco > de la gran necesidad que siento de ser lo más auténti» >

    Le gusta a 1 persona

Responder a Nohelis Contreras Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: