Rudolph era un reno…

Seguramente en alguna ocasión has escuchado la historia de Rudolph (o Rodolfo), el reno más famoso de Santa Claus… en realidad, el único reno al que conocemos por nombre.

Ten eso en mente.

Según fuentes extraoficiales, los hechos sucedieron así:

Rudolph era, por mucho, una criatura muy acomplejada y con toda razón.

Había algo en él completamente diferente al resto de los renos, su nariz era roja y brillaba en ocasiones, sin su permiso.

Muy raro.

Sus compañeros renos se burlaban de él por eso.

A una temprana edad, Rudolph entendió lo mismo que a ti y a mí nos han hecho sentir: ser diferente está mal.

“Deberías adecuarte a todos los demás, seguir los patrones establecidos. Rudolph, tú tienes que ser como todos”.

Creo que a ti te han dicho lo mismo de alguna u otra forma:

 “Tienes que ser más serio”.

“Necesitas ser más extrovertida”.

“No hables tanto”.

“Caminas raro”.

“Tu voz es demasiado chillona”.

*Suspiro*

Los seres humanos y sus narices de colores, el mundo no las supera.

Aquello por lo que Rudolph era criticado fue precisamente lo que salvó a todos.

«La noche de Navidad Santa a Rudolph vio,
dijo el brillo en tu nariz sirve para guiarme yo»

¡Basta de criticar nuestras particularidades!

Dios nos las ha dado por una razón y Él las encuentra perfectas para la tarea que nos ha llamado a cumplir.

Tu personalidad, tu risa, tus pasiones, tu voz, tus sueños no tienen por qué parecerse al común denominador. ¡Son únicos y eso está bien!

Va de nuevo: son únicos… y eso está bien.

Nadie se acuerda de Brioso o de Saltín. ¿O sí?

No hay canciones ni películas que hablen de Danzarín o Pirueta.

¡Olvidamos en los cuentos a Astro, Cupido, Veloz y Saeta!

Pero, todos conocemos a Rudolph, el reno de la nariz roja.

Así que la lección es clara como el cristal: tu mayor bendición probablemente se esconde en eso que te hace tan diferente.

Vamos, Rudolph, ¡lleva con orgullo esa nariz!

Publicado por Natacha R. Glorvigen

Cristiana. Publicista. Bloguera. Dios me ha cambiado la vida y vivo para contarles a otros que Él puede hacer lo mismo por cualquiera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: