Una inspiración

Continuamente estoy maravillada del poder de la inspiración.

Lo he visto en muchas personas, de diversas maneras y sigue asombrándome.

Cuando tú ves a alguien lograr algo que a ti mismo te gustaría hacer, te llena de una convicción clara: es posible. Sí se puede. Lo he visto por lo menos una vez.

Quizás has luchado con una situación mucho tiempo y ver que otro la superó te demuestra que al menos existe esa posibilidad.

Por eso, admiramos a las personas y dejamos que sus vidas, sus legados, nos estimulen.

**UN EJEMPLO**

Para mí, no hay un escritor cristiano más brillante que C.S. Lewis, el autor de “Las Crónicas de Narnia” y “Mero Cristianismo”.

Ateo convertido al cristianismo a regañadientes, con una increíble forma de percibir y plasmar la verdad de Dios. Marcó para siempre esta generación con sus palabras.

Muchas, muchas frases famosas en el mundo cristiano y no cristiano provienen de él.

C.S. Lewis luchaba con la incredulidad tanto como yo y ver cómo eso no lo detuvo para darse por completo al Señor, es más para mí que todos sus libros juntos.

Me da la certeza de que yo puedo vencer ese gigante en Dios. He visto a un hombre que lo hizo.

Si las dudas y la falta de fe no se tragaron a ese autor, significa que existe la posibilidad para mí de salir victoriosa también.

Después de aprender eso, ¿qué crees que quiero hacer ahora? 

No soy una persona difícil de entender: quiero que el Señor me use de esa manera a mí también.

A veces, simplemente cierro los ojos y le pido a mi Padre Celestial el privilegio de bendecir a otros a través de las palabras como C.S. Lewis lo ha hecho conmigo.

Quiero que, en el futuro, una jovencita encerrada en su cuarto con lágrimas corriendo por sus mejillas, lea lo que yo escribí y piense: si Dios la pudo sacar a ella de donde estaba, Él puedo hacerlo conmigo. Entonces, tenga esperanza.

Tú puedes ser la inspiración de otro. Si decides pasar por esta prueba arraigada en el Señor, Él te usará para dejarle claro al mundo que es capaz de transformar a quien sea.

Si vivimos para eso, no estamos aquí en vano.

Publicado por Natacha R. Glorvigen

Cristiana. Publicista. Bloguera. Dios me ha cambiado la vida y vivo para contarles a otros que Él puede hacer lo mismo por cualquiera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: