¿Me amarías igual?

Tell me honestly, 
would you still love me the same?


Dime, honestamente,
¿me amarías igual?

R. City ft. Adam Levine

Creo que todos necesitamos a alguien que nos vea tal cual somos y aun así quiera estar a nuestro lado.

Podemos fingir un día, una semana o hasta un mes que todo anda bien con nosotros, pero tarde o temprano la verdad saldrá a la luz. Probablemente más temprano que tarde.

Tomamos malas decisiones. Tenemos hábitos insoportables. Decimos cosas incorrectas con la intención de hacerlo. Callamos lo bueno a propósito.

Somos menos que perfectos y esa realidad se encuentra muy presente en nuestro corazón. Muchas veces nos da miedo abrirnos a otros porque hallarán cosas de las que no nos sentimos orgullosos.

Por esa razón, necesitamos en la vida personas que nos miren a los ojos y nos digan honestamente: te amaré incluso en tu peor momento.

En la popular canción «Locked Away», Adam Levine hace esta pregunta:

Si te mostrara mis fallas
Si no pudiera ser fuerte
Dime, honestamente,
¿tú me amarías igual?

¿Lo harías?

Buscamos una persona que nos ame incondicionalmente porque si hay condiciones de por medio, no funcionará, está destinado a fracasar.

Resulta difícil para mí decirte que conseguirás esa clase de amor en el mundo, pero Dios se encuentra dispuesto a dártelo.

Si le haces esa misma pregunta a tu Padre Celestial, Su respuesta eterna será sí. Pase lo que pase. Hagas lo que hagas:

Si a Dios le muestras tus fallas
Si no puedes ser fuerte
Él, honestamente,
Te amaría igual

En Su amor puedes darte el lujo de descansar. No tienes que ocultarle nada por temor a perder Su afecto; Él ya lo sabe todo y aún así escogió amarte.

Puedes ser sincero con Él: «aquí estoy, Dios. Me encuentro muy lejos de ser perfecto. Mírame: cargado, cansado, hago lo malo. No soy suficiente para ti».

Ahora escucha Su respuesta: «a pesar de todo, yo te amo; donde tú estás es donde yo quiero estar. Nunca me moveré de tu lado».

Es probable que no te conozca pero sí sé que tienes hambre y sed de esa clase de amor; Dios no lo da a gotas, hay un río inagotable disponible para ti. Acércate y bebe cuanto necesites.

¿Cansado de fingir? ¿Agotado de usar máscaras? ¿Exhausto de aparentar ser fuerte?

Muéstrate a Dios como eres. Te prometo que si lo peor pasara, Él te amaría igual.

Publicado por Natacha R. Glorvigen

Cristiana. Publicista. Bloguera. Dios me ha cambiado la vida y vivo para contarles a otros que Él puede hacer lo mismo por cualquiera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: